El primer Rockstar



De La Medida de Todas las Cosas caminamos sobre 5 de Mayo hasta el Palacio de Bellas Artes, no sin antes tomar un café bastante malo en él tradicional “Café El Popular”. Llegando a Eje Central nos topamos con una recién iniciada manifestación de desnudos de los 400 Pueblos, que vitoreaban a ritmo de cumbia la eterna y nunca alcanzada justicia. ¿Que reclamaban? pues una cosa extraña sobre enriquecimiento ilícito. “Yunes desfalcó al ISSSTE y Yunes dejo ir al Chapo” decía un tremendo cartel colgado frente al mismo Miguel Angel (no Yunes, el otro, el que se expone en Bellas Artes). Vaya usted a saber. Aquí estamos para hablar justamente del Bounarroti y no del tal Yunes.

A diferencia del Veracruzano, el Toscano fue un genio que además aprovecho a la perfección su momento histórico. En el arte hay genios y excelentes artistas, y hay otros que además de eso nacen y viven en un contexto histórico social, que les hace pasar a la eternidad. Miguel Angel es uno de estos pocos. Bounarroti fue en realidad el primer “Rockstar” de la historia. Para cuando el artista se estableció en Florencia había pasado la época del arte al servicio de las cortes, y de los grandes mecenas. El “Cinquecento”, la época de Miguel Angel, era una nueva era dominada por los Papas que económicamente opacaban cualquier intento de establecer un principado. Bramante, Miguel Angel y Rafael son los responsables de la Roma monumental gracias al dinero de la Iglesia. *Con cada iglesia y cada capilla parecen los Papas haber querido erigirse un monumento a sí mismos, pensando antes en su propia gloria que en la de Dios.

Miguel Angel es un modernista que hereda la muerte del Renacimiento y los cambios en la escala social de los artistas. Leonardo como discípulo de Verrocchio ejecuta parte de las últimas obras cuando este deja de pintar, por el contrario Miguel Angel es incapaz de trabajar con discípulos y ayudantes, por lo que intenta realizar sus obras de principio a fin y finaliza con la dominación de los “gremios” de los cuales dependían los artistas. Los acuerdos económicos a partir de Miguel Angel cambian también, Leonardo se queja de su “protector” Ludovico Moro de no recibir a tiempo sus honorarios, y aun en las grandes obras el artista era un “asalariado” más. Miguel Angel al contrario realiza contratos en el cual este absorbe los costos del trabajo y materiales. Es el primer artista que dispone de ingresos tan altos, que cuando rechaza su pago por los trabajos en San Pedro es un hombre ya acaudalado.

Leonardo muere bajo protección del rey de Francia, Rafael se vive como un gran señor, y Tiziano lo nombran Conde para integrarlo a la capa más alta de la sociedad. Pero una vez más, antes de Miguel Angel no existe ejemplo alguno de la importancia tal de un artista, que asciende socialmente sin necesidad de tener títulos; Bounarroti desprecia tanto a Papas como a príncipes, como honores y distinciones; solicita que le llamen por su nombre y no pintor o escultor. A Miguel Angel le llaman simplemente “El Divino”. Miguel Angel es el primer artista de la modernidad, solitario y sobre todo soberano de su propio talento, se emancipa como un genio y traslada su persona por arriba de su arte, convirtiéndose en sí mismo un objeto de veneración.
Dibujos y bocetos de Bounarroti así como su impresionante “Cristo Portacroce”, obras y grabados de otros artistas de la época y una sala dedicada a artistas de la Antigua Academia de San Carlos, son expuestos hasta este Domingo 27 en el Palacio de Bellas Artes. 

Aún puede cambiar sus boletos de avión a Egipto.

*A.Hauser.The Social History of Art. 22va Ed.1993


Miguel Angel vs Miguel Angel

Manifestación de los 400

Carta de Bounarroti escrita a su sobrino.Florencia 1563


Miguel Angel. Cristo Portacroce. 1514

Manuel Villar y Roca. Dibujo a Lápiz. Museo Nacional de San Carlos 1828

Miguel Angel. Estudio para un Cristo Recusitado. 1532

Giorgo Ghisi . Grabado de la Serie "El Juicio Final" . 1823

Giorgio Ghisi . Grabado de la Serie "El Juicio Final" . 1823


Grabados de Giovani Volpato y Stefano Tofanelli . Aguafuertes . Colección del Museo Nacional de San Carlos